Encontrando tiempo

miércoles, 11 de febrero de 2015

"El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo."

Paulo Coelho


Después de varios meses sin escribir, mis ganas por hacerlo ya se hacían insoportables. La falta de tiempo siempre es la excusa más recurrente y más sencilla para no hacer algo que debemos hacer. Yo no soy de las que dejo de hacer cosas que DEBO, por mucha pereza que me dé, pero lamentablemente sí soy de las que dejo de hacer cosas que QUIERO por falta de tiempo... hasta que un día mi alter ego le dice a mi yo responsable;  ¡Basta! ¡Busca tiempo para ti! Así que aquí estoy,  escribiendo de nuevo dominada por mi Yo más egoísta. ;)

Al acceder a Blogger me he dado cuenta de que tenía varios post preparados, aún sin colgar, así que voy a compartir uno de ellos. Estas fotos pertenecen a mi luna de miel, son fotos muy especiales que que sacamos justo antes de abandonar Los Angeles rumbo Morro Bay, donde pasamos una noche antes de continuar nuestro viaje en San Francisco. Pasamos el día en Universal Estudio disfrutando como auténticos niños y antes de despedirnos de Los Angeles, quisimos acercarnos a Malibu para contagiarnos un poco del espíritu surfista y contemplar el precioso atardecer del que ellos mismos son espectadores diariamente. Todo un lujo.

Cuando volvimos a casa, tras casi un mes fuera, todos nos preguntaron con qué ciudad o destino nos quedaríamos: ¿Los Angeles, San Francisco, Las Vegas, Riviera Maya...? No podríamos elegir! Es imposible. Todas nuestras paradas, restaurantes o actividades elegidas, junto a nuestras ganas por pasárnoslo bien, hicieron que el viaje fuera el más especial que me podía imaginar.

After several months without writing, my desire to do it became unbearable. Lack of time is always the more recurrent and easier excuse to not do what we have to do. I'm not that kind of person that don't do what they HAVE to do just for laziness, but unfortunately lots of times I don't do what I WANT because of the lack of time... until one day my alter ego tells to me responsible "me";  Stop it! Find time for yourself! So here I am, writing again dominated by my selfish "me".

Once I got into Blogger I realized that had several posts almost prepared, so I'm going to share one of them. These pictures belong to my honeymoon, they are very special pictures. We took them just before leaving Los Angeles heading to Morro Bay, where we spent a night before continuing our trip to San Francisco. We spent the day at Universal Studio enjoying like children and before leaving Los Angeles, we went to Malibu to take a bit of the surfer spirit and watch the beautiful sunset that they view every single daily. A totally luxury.


When we returned home, after almost a month out, everyone asked us what city liked us the most: Los Angeles, San Francisco, Las Vegas, Riviera Maya...? We could not choose! It is impossible. All our stops, restaurants or activities chosen, along with our desire to have fun, made the journey more special that we could ever imagine.



























 GUÍA LOS ÁNGELES:

Hoteles donde alojarse:

Nosotros nos decantamos por el SIXTY Beverly Hills; su localización, sus modernas instalaciones y la impresionante piscina en la azotea del hotel, hizo que nos decidiéramos por este.
Antes de decidirnos estuvimos barajando otros hoteles como The Standart, El InterContinental Los Angeles o el W Hollywood.

Restaurantes donde comer o cenar

A nuestra llegada a Los Angeles, al rededor de las 21h estábamos totalmente exhaustos, así que decidimos cenar en el Restaurante del mismo hotel donde nos encontrábamos alojados, el SIXTY Beverly Hills, donde preparan unas Hamburguesas impresionantes. En el club de la piscina a medio día sirven también sandwiches, ensaladas y cocteles perfectos para picar algo entre chapuzón y chapuzón.



El Blue Place Taco esta situado justo frente a la inmensa playa de Santa Mónica, así que tras dar una vuelta por su famoso Pier, se convierte en el sitio perfecto donde parar a comer, siempre que te guste la comida mexicana. ¡Sus Nachos y fajitas están de muerte! Muy cerca se encuentra el Blue Plate Oysterette, un restaurante perteneciente a la misma cadena especializado en marisco y ceviche, que ese día estaba totalmente lleno.



Nos quedamos también con las ganas de probar las pizzas del Gjelina en Venice,  del que he leído muy buenas críticas. Tampoco tuvimos tiempo de probar el "pastrami" del restaurante Nate'n Al, comer ostras en el restaurante francés Bouchon, probar el hummus del restaurante Momed, o depurarnos con la comida macrobiótica del M Café. Queda pendiente para la próxima.

Para cenar escogimos, cómo buenos amantes del sushi, el Restaurante Nobu Los Angeles, donde comí las mejores gyozas que he probado en mi vida. El ambiente es excelente; personal muy atento y cierran tarde, así que teniendo en cuenta que, como buenos españoles que somos, no sabemos cenar antes de las 21h, es perfecto! ;)



Nuestra última noche en Los Angeles decidimos salir del hotel con la Lonely Planet en la mano y dejarnos llevar por lo que nos pedía el estomago... pasta! Así que decidimos conocer el restaurante Jones, donde después de cenar podíamos tomarnos una copa. Es un restaurante peculiar. Desde fuera no parece un restaurante, sino más bien un club privado. Un hombre con semblante de portero de discoteca te abre la puerta. En el interior dos pasillos, uno te lleva al club y el otro al restaurante. Al acceder al restaurante realizas un viaje en el tiempo; años 50,  restaurante Napolitano en pleno Manhattan. Lo peor: el vino.



3 comentarios:

  1. Hola, que viaje más bonito!!! Saludos.

    http://elazuldevanessa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu estilo. Visita m blog y da tu opinión, me valdra de ayuda, espero que te guste preciosa. Gracias muakkkkk www.laotramejillalamoda.wordpress.com

    ResponderEliminar

Proudly designed by Mlekoshi playground